Desintegra.me

es un nuevo material hidrosoluble creado a partir de biopolímeros de algas locales, el cual sustituye a diferentes plásticos de uso efímero, los cuales terminada su vida útil son un desecho 100% biodegradable, obteniendo un residuo cero en su uso.